BeeVi, el inodoro que convierte los desechos humanos en energía y premia con critomonedas a quien lo usa

La universidad UNSIT de Corea del Sur está utilizando un revolucionario inodoro. BeeVi es el nombre de la creación del profesor Cho Jae-Weon, un inodoro que utiliza el excremento para generar energía. Los alumnos del profesor han comenzado a utilizar esta invención y son merecedores a una moneda cada que lo recomiendan.

El revolucionario inodoro ha sido bautizado como BeeVi, acrónimo de las palabras abeja y visión. Este sistema emplea una bomba de aire para enviar las heces a un tanque subterráneo, reduciendo el uso de agua. Es ahí donde los microorganismos descomponen los desechos en metano y éste se convierte en una fuente de energía para el edificio.

La energía generada por los inodoros BeeVi está siendo utilizada en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan. Calderas y estufas de gas ahora utilizan el metano obtenido a través de los inodoros colocados en las instalaciones de la universidad.

El novedoso invento utiliza los excrementos para producir energía, ahorra agua, y además genera criptomonedas que pueden ser utilizadas para comprar productos.

En lugar de tirar los desechos con los litros de agua que usan la mayoría de los modelos de inodoros, el llamado inodoro BeeVi usa una bomba de vacío para succionar heces (y cualquier otra cosa) en un biorreactor subterráneo, donde los microorganismos mastican estos desechos y 'eructan' metano que luego se puede utilizar como combustible para calefacción. 

Hace unos años, Cho publicó un artículo en el que describía cómo podía utilizar el abono y el combustible generados por una versión anterior del BeeVi para cultivar y cocinar brotes de cebada con sus alumnos. "Si pensamos fuera de la caja, las heces tienen un valor precioso para producir energía y abono", dijo el profesor a Reuters. "He puesto este valor en circulación ecológica".

Este inodoro inteligente no solo convierte los excrementos en energía. También permite a los estudiantes de la universidad comprar cosas por solo utilizarlo.

Si los estudiantes realizan sus necesidades en este inodoro inteligente, recibirán a cambio una moneda virtual llamada Ggool. Cada estudiante puede ganar hasta 10 Ggool al día, y después invertirlos en comprar distintos productos de la universidad como comida preparada, frutas, libros o café.

Según comenta el profesor Cho Jae-weon, una persona, de media, defeca 500 gramo diarios, una cantidad que gracias a su sistema se puede convertir en 50 litros de gas metano. Esto es capaz de producir 0.5kWh de electricidad, suficiente para hacer funcionar, por ejemplo, un lavavajillas o incluso un automóvil para un corto trayecto.

El inodoro BeeVi no se puede comprar actualmente, pero se puede encontrar en los terrenos de la universidad.
  • Banner
  • Banner