Crear con escombros: el Municipio de Córdoba se alía con emprendedores para innovar en economía circular

En una nueva etapa del modelo de economía circular que impulsa desde su asunción el intendente Martín Llaryora, ahora los emprendedores de la ciudad de Córdoba trabajan a la par con las secretarías del Municipio para llevar adelante programas de reutilización y creación con escombros y distintos desechos de obra. 

Es la primera vez que se utilizan fracciones de residuos que antes se eran desechados como basura para elaborar nuevos muebles y herramientas.  Es el caso de los escombros, restos de obras y demolición que llegan hasta el Centro de Transferencia o la escombrera municipal para convertirse en "materia prima" con la que trabajan emprendedores apoyados por el municipio para la creación de nuevos productos de la economía circular. 

Un ejemplo de ello es el material de compactación 0.20 reciclado que, tras ser procesado por un privado, es utilizado por la Dirección de Higiene Urbana utiliza para compactación de calles de tierra.  La Escombrera Municipal, a cargo de la Dirección de Higiene Urbana, dependiente de la Secretaría de Gestión Ambiental y Sostenibilidad, proporciona una fracción de escombros, mayormente restos de carpetas de hormigón de pavimentos, que son trituradas para generar un nuevo material granulado.  

El 0.20 resultante es utilizado para darle mayor estructura a las calles de tierra y resistir mejor las lluvias. Como beneficio adicional el producto disminuye el consumo de áridos naturales. 


Mediante estás acciones ya se recuperaron 550 toneladas de escombros con el 0.20 reciclado y ya están clasificadas otras 3.000 toneladas para el mismo tratamiento.

También se suman los proyectos de los emprendimientos Circulando y Hedro, ganadores del concurso "Córdoba Circular", organizado por el Ente Córdoba Obras y Servicios (COyS) y el Laboratorio de Innovación Pública y Social de Córdoba (CORLAB).   

Soledad Merlo y Yasmín Bianchi son las creadoras detrás de Circulando, una loseta experimental de hormigón reciclado a partir de escombros, que a futuro se utilizará en senderos de parques y plazas públicas. 

El proceso comienza con el retiro del material del Centro de Transferencia de Residuos (CTR), a cargo del COyS, que luego se tritura para reducir su tamaño, apartando primero todos los metales duros como el acero. El paso siguiente es trabajar esa "molienda" en el laboratorio de Tejamax para realizar un pastón de prueba. Hoy ya disponen de algunas losetas de ensayo que incorporan un 57 % de escombros en la mezcla final. 

Otra iniciativa en desarrollo y prueba es Hedro, un ladrillo reciclado que incorpora un "eco árido" derivado del procesamiento de restos de obra y demolición. La idea de las arquitectas Luciana Di Pauli y Laila Fleker es que este material pueda tener múltiples usos, entre ellos, la decoración de interiores y exteriores. 

Parte de la materia prima la retiran del CTR y también de la Escombrera Municipal, ubicada al sur de la ciudad y a cargo de la Dirección de Higiene Urbana. Este último espacio aporta la mayoría de los escombros procesados y que reemplazan el árido tradicional en la mezcla final. Las pruebas de laboratorio son prometedoras, logrando un 70 % de escombros reciclados en el ladrillo. 

Hedro es un ladrillo decorativo que también puede usarse para dividir ambientes interiores. Se presenta como desarrollo versátil, adaptable a las medidas estándar de los bloques cementicios comunes. Tienen pensado recolectar 60 toneladas de escombros con la intención de fabricar unos 12.000 ladrillos para distintos productos. 

Según comentaron desde el Municipio, las acciones privadas exploran en paralelo distintos artículos donde el apoyo público resulta esencial para el financiamiento y la creación de mercados. Son aspectos claves para alcanzar la producción en masa, crecer en rentabilidad y también gestionar una mayor cantidad de materias primas. 

Todas son experiencias innovadoras que plantean recuperar por primera vez escombros, recursos que antes sólo tenían como destino el enterramiento de Piedras Blancas. 

Los trabajos se suman a otras tareas impulsadas por el Municipio para darle valor y tratamiento a neumáticos fuera de uso, pilas y baterías, chatarra, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, restos verdes, junto al consolidado trabajo desarrollado con la fracción seca. 

  • Banner
  • Banner