Crean un pez robot que come plástico y permitirá reducir los microplásticos en los océanos

Un grupo de científicos de la Universidad de Sichuan en China, crearon un pez robótico capaz de eliminar las partículas de micro plástico en el agua que ayudaría significativamente en el futuro a limpiar la terrible contaminación que sufren nuestros océanos alrededor del mundo.

Con tan sólo 1,3 centímetros de tamaño, los mini-robots acuáticos se crearon para contrarrestar las partículas de micro plástico, que tienen un tamaño inferior a cinco milímetros. Distintos análisis concluyen que la contaminación con este material en muchos entornos naturales, especialmente el agua, por lo que este pequeño pez es ideal para eliminar ese tipo de polución ya que a su paso absorbe todos los contaminantes que encuentra.

Los especialistas creen que el pez robot también recoja micro plásticos a niveles más profundos y proporcione datos que sirva como estudio de la contaminación marina en tiempo real. Además, según informaron los desarrolladores chinos, el pececito podría usarse también en operaciones biomédicas, delicadas o peligrosas.

11 millones de toneladas de plástico acaban en el océano cada año y que esta cifra podría triplicarse en 2040 a menos que se reduzca la producción y la utilización de envases de un solo uso. Por ello, el nuevo pez robótico serviría mucho para poder disminuir estas alarmantes estadísticas. En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos realizada en junio de este 2022, activistas medioambientales alertaron que la contaminación por plásticos es una amenaza creciente para la vida marina y los seres humanos.

Estos peces robóticos son realmente diminutos. Miden solo 13 mm de largo y son controlados remotamente con haces de luces. Así, pueden aletear y moverse a casi unos 30 mm por segundo, una velocidad similar a la que se mueven los organismos microscópicos plancton y suficiente, según los investigadores, para conseguir su objetivo de recolectar el plástico de los océanos.

Una de las claves para que puedan cumplir su misión es su composición. Estos robots están hechos de un material similar al nácar de las conchas por lo que son flexibles y sus propiedades químicas actúan como un "imán" de microplásticos. Inclusive, los investigadores creen que estos pequeños dispositivos tienen propiedades "regenerativas", que le permiten recuperarse y seguir trabajando si sufren algún daño.

"Después de que el robot recolecte los microplásticos en el agua, los investigadores pueden analizar más a fondo la composición y la toxicidad fisiológica de los microplásticos", dijo Wang.

Si bien la solución parece prometedora, el equipo liderado por Yuyan Wang ha publicado un artículo de investigación en la revista Nano Letters donde asegura que "es el primer ejemplo de este tipo de robots blandos", pero reconocen todavía deben averiguar cómo implementarlos en el mundo real.

En este sentido, los investigadores ya están trabajando en una versión mejorada de esta tecnología que permita a los peces robot sumergirse en aguas profundas y probarlos a mayor escala. 

"Creo que la nanotecnología es una gran promesa para la adsorción de trazas, la recolección y la detección de contaminantes, lo que mejora la eficiencia de la intervención y reduce los costos operativos", expresó Wang.

Qué son los microplásticos

Los microplásticos son las diminutas partículas que se desprenden de artículos de plástico más grandes, como botellas o ropa sintética. Estas partículas que se encuentran prácticamente en toda la Tierra, amenazan el medio ambiente y la salud animal y humana.

Este material procede de la descomposición de productos de plástico manufacturados y de residuos industriales, y sus diminutas partículas se han colado en los alimentos que comemos y en el agua que bebemos. También se han encontrado en la sangre humana, los pulmones e incluso en los fetos.

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos realizada en junio, expertos y activistas medioambientales advirtieron que la contaminación por plásticos es una amenaza creciente para la vida marina y los seres humanos.

  • Banner
  • Banner