100 % de energías renovables: ¿es posible el "milagro californiano" en América Latina?

El pasado sábado 30 de abril de 2022 no fue un día ordinario para el estado más poblado de Estados Unidos: 40 millones de personas disfrutaron de sus servicios energéticos provistos totalmente por fuentes renovables. 

El "milagro californiano" fue posible gracias a una conjunción de múltiples factores que todavía no se establecen de forma permanente, pero evidencian el éxito de una política en materia de desarrollo sostenible que apunta firmemente a suspender el uso de recursos fósiles. 


Ese sábado, instantes antes de la tres de la tarde, el sol y el viento permitieron a California producir suficiente energía como para cubrir la totalidad de la demanda inmediata durante diez minutos.

El récord en el hogar de Hollywood, el Valle Central de California (agricultura), Tech Coast y Silicon Valley, y regiones productoras de vinos como el Valle de Napa, Valle de Sonoma y las áreas del Sur de California Santa Bárbara y Paso Robles, fue posible gracias a los paneles y molinos colocados a lo largo de la carretera I10. 

Para que California alcance el objetivo de tener el 100 % de la demanda eléctrica cubierta a partir de energías renovables tuvieron que darse distintos factores: Las temperaturas moderadas permitieron mantener bajo el uso de acondicionadores de aire y los días más largos de la primavera permitieron mayor generación de luz solar. La marca se estableció un sábado, que es el día con menor demanda industrial. Las temperaturas moderadas lograron que se pudiese alcanzar el anhelado 100% de la demanda eléctrica a partir de energías renovables.  

Energías renovables en América Latina

Aunque las políticas de desarrollo sostenible han ganado terreno en América Latina y el Caribe durante las últimas décadas, la meta de abastecer la matriz energética únicamente con recursos renovables todavía es lejana. Además, el mapa político presenta múltiples contrastes en la región, teniendo a países como Costa Rica y Chile a la vanguardia de las iniciativas sustentables a largo plazo. 

"En la actualidad, América Latina y el Caribe tienen su generación eléctrica apoyada en un 59 % de fuentes renovables, con una alta concentración de hidroelectricidad", explicó al medio DW Alfonso Blanco, Secretario Ejecutivo de Organización Latinoamericana de Energía (OLADE).

No obstante, "la región está formada por países con estructuras energéticas muy distintas, con agendas disonantes y cuestiones coyunturales complejas", lamentó, por su parte, Nicole Stopfer, directora del Programa Regional de Seguridad Energética y Cambio Climático América Latina de la Fundación Konrad Adenauer (KAS, por sus siglas en alemán).

Actualmente se encuentra en desarrollo la iniciativa regional llamada Energía Renovable en América Latina y el Caribe (RELAC), que pretende alcanzar una meta regional de al menos un 70 % de participación de energía renovable en la capacidad de generación de electricidad para el año 2030.

Chile, Costa Rica y Colombia colideran esta iniciativa que cuenta con la participación del Banco Interamericano de Desarrollo y OLADE cuyo rol es "coordinar el Comité Técnico y de Monitoreo encargado del sistema de medición, reporte y verificación",  puntualizó Blanco.

Al respecto, Philipp Hauser, experto en América Latina de la organización alemana Agora Energiewende, aseguró que "la iniciativa RELAC es un gran logro porque simboliza y facilita la cooperación energética regional". 

  • Banner
  • Banner