Los monumentos históricos del mundo, bajo el agua por el cambio climático

No se trata de una película apocalíptica ni efectos especiales preparados para una taquillera película de Hollywood: son nada más y nada menos, los escenarios que podríamos llegar a atestiguar si no multiplicamos esfuerzos en la lucha contra el cambio climático. 

Desde la Torre Eiffel cubierta por la polución hasta el Caminito porteño inundado, todas estas postales ya pueden recrearse gracias a la plataforma This Climate does not exist, elaborada por Quevec AI Institute (MILA), dirigido por  Yoshua Bengio. El programa permite a todos los usuarios simular los efectos del calentamiento global en cualquier calle y lugar del planeta.  

Sus autores se presentan como "un grupo de científicos" del MILA que iniciaron la preparación del proyecto en marzo de 2019 para desembocar en su lanzamiento durante 2021. 

Bajo el título "Una ventana a la crisis global", la plataforma da la bienvenida al usuario: "Quizás haya experimentado alguna extraña ola de calor o alguna que otra inundación primaveral, pero algunos de nosotros vivimos estos eventos climáticos extremos con demasiada frecuencia. Eso se debe a que el cambio climático no afecta a todos al mismo tiempo ni en la misma escala. Toma diferentes formas dependiendo de dónde vivamos".

Y continúa: "En todo el mundo, las personas están perdiendo sus hogares a causa de los incendios forestales y se ven afectadas por las inundaciones, además de sufrir los efectos de la contaminación del aire en su salud". 

"La siguiente experiencia proporciona una ventana a las formas de gran alcance en que el cambio climático afecta las vidas de millones de personas en todo el mundo, excepto que esta ventana da a su calle y los lugares que aprecia", completa.

A continuación, un mapa interactivo permite al internauta elegir cualquier punto geográfico del mundo, con la única condición de que haya sido registrado por Google Street View. Una vez señalado, a continuación se podrá elegir qué tipo de crisis ambiental se desea simular.    

Cuando tiene fiebre, la temperatura de su cuerpo se eleva por encima del rango normal en uno o dos grados, lo que hace que se sienta mal, lo que indica que algo anda mal en su cuerpo. El planeta Tierra es aún más sensible a los aumentos de temperatura. Desde el período preindustrial, las temperaturas medias mundiales han aumentado 1.25 ° C, siendo los últimos 10 años los más calurosos jamás registrados", introduce la plataforma. Y continúa: "Al igual que su cuerpo, que envía señales físicas claras cuando está enfermo, las tierras, los océanos y la atmósfera de nuestro planeta también reaccionan al cambio climático".

"Entre estos ´síntomas´, vemos una intensificación en la frecuencia y escala de eventos climáticos extremos como inundaciones e incendios forestales, junto con un deterioro en la calidad del aire causado por la actividad humana y la quema de combustibles fósiles", se enumera a la hora de elegir cuál de los efectos catastróficos del cambio climático se aplicará sobre la zona seleccionada en el mapa. 

¿Y ahora qué? 

El objetivo del proyecto "This climate does not exist" no es generar pánico ni promover una corriente de paisajes sensacionalistas, sino crear consciencia en la ciudadanía de las consecuencias reales que el cambio climático puede tener en las zonas que recorren a diario durante su rutina. 

En la solapa What now?, la plataforma abre sus puertas a los internautas: "Creemos que todos deberían preguntarse cómo ellos, como individuos y nosotros como sociedad, podemos hacer cambios sostenibles para mitigar la crisis climática. Es hora de usar nuestra voz, poner el medio ambiente al frente de nuestras decisiones y repensar nuestro consumo y convicciones". 

A continuación, propone una serie de acciones individuales para colaborar en la lucha contra el cambio climático, como compartir la visualización generada en su red para incrementar el impacto o la inscripción a un newsletter con consejos para continuar contrarrestando la crisis ambiental. 

Finalmente, la plataforma propone un llamado a la acción colectiva: "El cambio climático es una emergencia mundial. Nuestros representantes políticos y corporaciones multinacionales tienen el poder de mitigar el cambio climático, pero no actuarán a menos que exijamos medidas urgentes y cambiemos nuestro comportamiento de consumo".

  • Banner
  • Banner